Desarrollar una Presencia Ejecutiva [Videos]

Estrenamos temas que van “más allá del Diseño”, que son más bien, parte enriquecedora de nuestra carrera. Diseño del escritorio por la compañía asiática Shenzhen Yikonglong.

¿A qué se refiere el tener una presencia ejecutiva y de qué me sirve como Diseñador? Trabajando en equipo o comité, los ejecutivos son los que cuentan con la responsabilidad y poder de tomar las decisiones. En mi caso, mi rol es finalmente de asesor, pero una presencia ejecutiva, que tiene experiencia y tiene pocas dudas, puede orientar el proyecto, solucionar temas que van más allá de nuestra área común de desempeño y darle seguridad al cliente.

En resumen, las palabras de Todd Dewett:

  1. Para sustentar una presencia ejecutiva, primordialmente requieres de un sorprendente desempeño. Aunque es lo esperado, no lo es todo;
  2. El Look & Feel como ejecutivo:
    1. Buen lenguaje corporal: Hacer contacto visual, pararse o sentarse bien (en alto, traducido literalmente) e inclinarse un poco hacia enfrente para siempre denotar interés.
    2. Se un gran comunicador de tus ideas.
    3. Ayudar a los otros a sentirse fuertes y capaces.
  3. “Que nunca te vean sudando”, es decir, mantener la calma, centrado(a), confiado y por lo tanto, confiable. Sonriente y seguro.
  4. Estar muy bien preparado de antemano con lo que se va a revisar y discutir.
  5. Decir “no sabes” algo las menos veces posibles, pero nunca pretender saber algo que no se sabe.
  6. Pensar bien antes de hablar: ser un buen escucha y por lo tanto hacer las preguntas importantes y pertinentes.
  7. Finalmente, asesores como Ale Marroquín y Mariela Dabbah, añaden la parte de respetos: no gritonearle a la gente, ser puntual, cuidar la indumentaria, tener mentores y cuidar todos estos aspectos también de la gente que te asiste.

El tener una presencia o este ‘superpoder’ terrenal, te ayudará a que tomen mejor en cuenta tus observaciones, comentarios y recomendaciones. Esto ayuda a cualquier rubro de trabajo, no solo al de Diseño.

¿Cómo puedo lograrlo? Notablemente con experiencia, o si no es así, con el conocimiento más profundo de las circunstancias, y ser valiente mientras se aprende. Recuerdo mucho un coach que teníamos para realizar presentación de proyectos, que nos aseguraba que el pánico en el escenario es directamente proporcional al dominio del tema que manejas (ingeniero).

¿Qué te puede costar no tener una presencia ejecutiva? Que el cliente decida por ti áreas como las que te corresponden a ti decidir. ¿Y no quieres que sea el cliente el que escoja la tipografía de su compañía, verdad? ¿O tal vez su propia paleta de color?

Deja un comentario