Balance Trabajo-Vida

En el último episodio del podcast de Boagworld de Diseño de UX, UI y WEB:

  1. En resumidas cuentas: si requieres de más tiempo, incrementa tus precios. O sé valiente y exige mayor salario, aunque sea que trabajes para ti mismo.
  2. Este segundo punto lo discutía con alguien el fin de semana, y habla sobre lo que decidimos compartir o dejar atrás: Todo lo que encuentres malo y aunque desearías expresarlo, mientras no sea pertinente, debería permanecer inombrable. Se refiere a esto por qué: 1) Porque no queremos darle tráfico, si se trata de alguien en particular o algo. 2) Somos profesionales, y hay que saber cuando es mejor guardarnos las cosas y no estarnos quejando. Saber dejar pasar lo malo. Por ejemplo: he estado viendo que han salido muchos memes y cuentas que constantemente parodian, o se burlan, o ironizan acerca de la situación de los Diseñadores. Soy una persona que tiene sentido del humor, pero creo que es imprudente celebrar la denigración o autocompasión por las desventajas de algunas situaciones que pasan los Diseñadores, solo por que en la proximidad no se ha alcanzado un nivel de madurez que se tiene en otros países. De verdad: a mí no me van a ver compartiendo memes de broma de que Diseñador=Trágico ni sus variedades, por que de verdad afecta la percepción global del mercado y del enaltecimiento de la profesión, lo cual a lo largo afecta nuestra realización.
  3. Importante a saber: que aunque nos encante lo que hacemos, es un trabajo, una profesión, una especialización, y por lo tanto no hay que regalarlo. Me viene muy claro a la mente una frase de Aikido de Oficina en la cual afirma que, si te justificas una explotación laboral con un “pero me encanta lo que hago”, te mereces esa explotación y más (concurro con ello más no con otras burlas que hace luego, como lo mencionaba anteriormente. A veces se le pasa la mano).

Notas adicionales:

  • Marcus tiene una regla de no trabajar después de las 6pm (yo también, y eso que no tengo hijos).
  • A Sarah le gusta construir negocios con lo que aprende de las industrias en las que atiende.  Esto le ayuda a salir de su rutina.
  • Paul y los demás nos cuentas de ritos o “rituales” que nos pueden ayudar para entrar psicológicamente en un estado de trabajo: desde solamente utilizar zapatos, hasta vestir de negro mientras se trabaja, hasta darle una vuelta a la cuadra, simulando que “saliste a la oficina”.

Deja un comentario