Las Habilidades de un Experto en Diseño en 2015 según Adobe y AIGA

Cada vez que alguien me pregunta que cuánto llevo en esto del Diseño me saco de onda y solo me viene a la mente una fecha: 2009 que es cuando me gradué y registré como negocio en hacienda. Pero en realidad yo empecé a trabajar propiamente como freelance desde etapas muy tempranas de mi carrera, específicamente desde 3er semestre de la licenciatura, haciendo trabajos sencillos como volantes, logotipos y carteles. 2004. Esos son más de 10 años.

Y vaya que siempre he recomendado a los alumnos que trabajen y acumulen experiencia lo antes posible.

Haciendo la retrospectiva de mi archivo de cotizaciones, encuentro varias cosas que me quedan claras con los años: cada proyecto es único y a su vez cada proyecto puede ser tan importante para promover tus habilidades como el anterior y el que sigue. Desde el tiempo y modo en el que atiendas a tus clientes. No solamente en el servicio troncal del creativo.

En cuanto a las experiencias que me han regalado el ejercicio de esta profesión durante más de 10 años, puedo compartir rápidamente:

Que un artista visual es capaz de cambiar su entorno de una manera acelerada, y no solo en lo estético si no en lo funcional y en lo operativo.

Esto anterior, se logra cuando el artista es capaz de cambiar la visión y cultura de los agentes económicos, sociales y filosóficos líderes de su comunidad. Y cuando nos confían el trabajo estético, es una responsabilidad también civil que nos obliga a demostrar nuestra capacidad técnica, creativa y sensibilidad cultural.

Finalmente, en uno de mis viajes a los barrios de Los Angeles, donde se experimenta mucho con las artes gráficas y la ambientación urbana, comprendo que es una ilusión idealista la que tenemos los Diseñadores jóvenes de querer cambiar todo el mundo por algo mejor: existen agentes que tienen una estrategia que va deliberadamente en contra de esa visión. Es decir, una estrategia de no verse high-end. Otras estrategias de dejar lo que está de moda. Y mil otras más que funcionan a nivel particular. Querer cambiar esta diversidad y contextos por nuestra propia visión de las cosas no solo es arrogante sino poco ético. No podemos preconcebir todo lo que no entendemos con una mera perspectiva superficial de como funcionan las cosas. De hecho ya hay gente que se preocupa de que todos estamos tendiendo a pensar igual gracias a lo que se nos muestra en medios y lo que se promueve como aceptado.

Siguiendo en la búsqueda de todo este historial de trabajo, me encuentro con una recopilación del perfil de mi carrera, Diseño Gráfico, que incluye en su descripción un trabajo que recaba Adobe y AIGA sobre el ejercicio de la carrera. Tenían contemplada una visión de lo que el Diseñador del 2015 debería ser capaz de integrar a sus habilidades y expertise.

Este es un resultado de una encuesta realizada desde 2008. Creo que dieron en varios clavos. Vamos a repasar todos y cada uno de estos puntos:

1) La Habilidad de crear y desarrollar respuestas visuales a problemas de comunicación, incluyendo el comprender la jerarquía, tipografía, estética, composición y construcción de imágenes significativas.

Comentaba en Twitter que en el nuevo curso de fundamentos del Diseño Gráfico de Lynda.com, a la forma y función le añadimos el feeling.

2) La habilidad de resolver problemas de comunicación, incluyendo la identificación de problemas, investigación, análisis, generación de soluciones, realización de maquetas o prototipos, pruebas de uso y evaluación de resultados.

Bien se manifestó la expresión de Design Thinking, que trata de diseñar las propias metodologías de desarrollo, conceptualización, procesos de todo tipo.

3) Conocimiento extensivo de asuntos relacionados al desarrollo cognitivo, sociocultural, tecnológico y económico del Diseño.

Llegó para quedarse el Diseño sustentable y sostenible. Tema básico desde la década pasada.

4) Habilidad de responder a los aspectos sociales, culturales, tecnológicos y económicos de una audiencia.

5) Entender y ser capaz de utilizar las herramientas y tecnologías de Diseño.

Por allá del 2010 grabé un podcast sobre la obra de “Todos son Diseñadores en la época del Social Media”, en donde uno de los tres tratados del autor señalaba precisamente, que somos nosotros los que nativamente tenemos el deber de asumir y explorar los usos creativos de todas las herramientas y plataformas tecnológicas que se puedan ir presentando.

6) Habilidad para ser flexible y dinámico en la práctica de la carrera.

El tema “más allá de lo gráfico”, “Diseño Integral”, “cultura del Diseño”. En mi caso, el Diseño de Identidad ya rebasa lo gráfico: tenemos el Diseño de experiencia (UX / Marketing de Experiencias), identidades audiovisuales, interactivas, sensoriales.

7) Administración y habilidades de comunicación necesarias para funcionar productivamente en grandes equipos multidisciplinarios y organizaciones de jerarquías más horizontales.

8) Comprensión de como se comportan los sistemas y los aspectos que contribuyen a las prácticas, estrategias y sustentabilidad de productos.

9) Habilidad de construir argumentos verbales para soluciones enfocadas a diversas audiencias o usuarios, áreas de aplicación y operaciones de negocios.

10) Habildiad de trabajar en un ambiente global, siendo capaz de reinventar nuestros propios preceptos culturales.

11) La habilidad de trabajar productivamente en grandes equipos interdisciplinarios.

12) Entender los aspectos éticos de la práctica.

13) Capacidad de identificar causas y efectos, y desarrollar un criterio de evaluación para proyectos que incluyen a una audiencia y su contexto.

Adobe y AIGA a su vez predijeron las tendencias del Diseñador de 2015, las cuales también son interesantes de apreciar, si nos situamos en un contexto global. Y si otra cosa aprendí de Twitter, blogs y demás medios de alcance internacional, es que si queremos ser los mejores siempre hagamos comparativas con los mejores. Y nos asociemos también con ellos.

Deja un comentario