One Late Night

One Late Night: El horror de trabajar en una oficina

¿Alguna vez te has quedado trabajando muy de noche en la oficina… tú solo?

Mucha queja de que los blogs se han vuelto tan apersonales. Que eso es precisamente en lo que confía la gente de nosotros.

Pues bien, es hora de hablar un poquito off-topic. Un poco más de lo que he estado viviendo y un poco menos de las anotaciones de Diseño.

Siempre he acostumbrado trabajar de noche. Es cuando menos ruido hay, menos interrupciones, ideas emanan como luciérnagas. Como freelance trabajando en casa o como empleado en largos proyectos, así que estoy acostumbrado a escuchar los ruidos de la madera, las corrientes de aire y otros sonidos insidiosos e indeterminados, que seguro tienen una causa razonable. Es por ello que me identifico muchísimo con esta nota.

Si me han seguido en redes sociales sabrán que soy un gamer renacido de esta maravillosa nueva generación de consolas en las que parece que nada tiene límites. Dejé de jugar por alrededor de 10 años para enfocarme en mis estudios, proyectos profesionales, vida personal y publicaciones. Hasta que un día vi los demos del PS4 y mi tarjeta de crédito pasó automáticamente por el checkout de Amazon. Ahora gozo de una increíble generación de juegos nuevos, remakes remasterizados a mitad de precio, y un apoyo increíble a empresas independientes que crean obras de arte jugables (ej. 1, 2 y 3).

Una genial tendencia que ha revivido en juegos recientes son los de horror inmersivo, en donde tomas el papel de un protagonista supuestamente indefenso (ya sea por que eres solamente un periodista, un arqueólogo o una estereotípica damisela en apuros [I know, I know], es decir, no eres un policía ni tienes entrenamiento alguno en armas o defensa personal).

Y pues ahora es el turno de un Diseñador en One Late Night, “el horror de trabajar en una oficina”.

One Late Night (algo así como “Una Noche Muy Tarde”) es una corta historia de terror inmersiva, protagonizada por un Diseñador Gráfico empleado trabajando muy noche en la oficina, hasta que cosas demasiado extrañas comienzan a suceder.

El concepto es que los jugadores que hayan vivido una experiencia similar al trabajo de oficina en la noche se sientan identificados y se sumerjan en el escenario. Incluso si no, si nunca te has quedado muy tarde a trabajar (o estudiar, que raro), sentirás la experiencia. La historia está presentada en monólogos cortos, acompañando a los pensamientos del personaje, mientras tienes que ir completando ciertas tareas para poder proceder con el juego y seguir descubriendo más pistas sobre lo que sucede.

En fin, esto es lo que pasa cuando mucho trabajo y poca diversión… Seguro ustedes tendrán sus historias de cuando se han quedado muy tarde en la escuela o en el trabajo.

El videojuego es gratuito y lo pueden descargar del sitio oficial del studio Black Courtain para Windows, Mac y Linux. No sean sacatones, échenselo y pásenselo a sus colegas workahólicos que siguen en la oficina después del turno vespertino.

¡Comparte tus historias de terror en los comentarios!

Deja un comentario