3 ñoños pero bonitos momentos cuando ponemos un sitio web

  1. Ver nuestro pequeño favicon mostrarse en la pestaña o barra del navegador;
  2. Cuando al fin caen las primeras cifras de tráfico en nuestra herramienta de análisis;
  3. Y finalmente, cuando alguna persona utiliza por primera vez nuestro método o forma de contacto.

Deja un comentario